Share
A- A A+
Creation magazine print - 1 yr new subn


US $25.00
View Item
The Creation Answers Book
by Various

US $9.00
View Item

Datación por medio de anillos en troncos de árboles (Dendrocronología)

por Don Batten, Ph.D.

Se ha intentado utilizar la datación por medio de los anillos en los troncos de los árboles (dendocronología) para extender la calibración de la datación del carbono 14 hacia tiempos más antiguos de lo que los registros permiten. Los árboles vivos más antiguos, como el pino Bristlecone (Pinus longaeva) en la región de las Montañas Blancas (White Mountains) al este de California, fueron datados en 1957 con 4,350 años de antigüedad, contando sus anillos. Esto quiere decir que existían antes del Diluvio, el cuál ocurrió cerca de hace 4,350 años (utilizando la cronológica Bíblica literal).

No obstante, cuando la interpretación de los datos científicos contradice la verdadera historia del mundo revelada en la Biblia, podemos concluir que el dato científico está siendo interpretado erróneamente. Es importante recordar que nuestros datos son limitados, y nuevos descubrimientos han derribado ‘evidencias convincentes’ anteriores.

Las investigaciones recientes sobre el efecto del clima (de las diferentes estaciones anuales) en los anillos de árboles del mismo género, como en plantaciones de pinos Pinus radiata, han revelado que más de cinco anillos por año pueden ser producidos, y que los anillos adicionales no se distinguen de los anuales, aún bajo el microscopio.

Como fisiólogo de árboles puedo decir que, la evidencia de anillos falsos en cualquier especie de árbol leñoso pone en duda toda afirmación de que alguna especie en particular nunca haya producido anillos falsos. Esta evidencia dentro del mismo género es mucho más convincente. Los creacionistas han mostrado que la categoría de ‘género y especie’ Bíblica es usualmente más general que las ‘especies’ de hoy en día y en casos, aún del ‘género’.

Después del Diluvio y durante la época glacial, el mundo era más húmedo y no tenía cambios tan contrastantes durante las estaciones. Estas condiciones propiciarían la formación de muchos anillos extras en los pinos Bristlecone. Hoy en día no se producen anillos extras debido al efecto de los climas extremos en las diferentes estaciones. Tomando esto en cuenta, la edad del pino Bristlecone sería menor datando a ser post-Diluviano en vez de pre-Diluviano.

Dataciones de las cronologías antiguas en los anillos de los árboles, dependen de las comparaciones con los patrones de los anillos de las piezas de madera muerta hallados cerca de árboles vivos. Este proceso depende de la ubicación temporal de los fragmentos de madera usando la datación del carbono-14 (14C), dando por hecho una extrapolación lineal regresiva de la datación del carbón. Habiendo más o menos ubicado los fragmentos de madera usando los datos del 14C, se necesita buscar una similitud del patrón de anillos con madera que coincida en parte con la edad encontrada por 14C y que pueda extenderse a tiempos más antiguos. Un patrón de anillos que coincida puede encontrarse cercano a donde la ‘datación’ de 14C es la misma, y por tanto, la secuencia de anillos puede extenderse regresivamente en los árboles vivos.

Ahora bien, esto superficialmente suena bastante razonable. No obstante, es un proceso de razonamiento circular. Asume que la extrapolación linear regresiva del ‘reloj’ del carbón es aceptable, pero en realidad existen buenas razones para dudarlo. Entre más cercano se está al tiempo del Diluvio, la datación usando extrapolación linear será más inexacta, quizás hasta de manera radical. La datación convencional por carbono-14 da por hecho que el sistema ha estado en equilibrio por decenas, cientos y miles de años, y que el 14C está fuertemente mezclado en la atmósfera. No obstante, el Diluvio sepultó grandes cantidades de materia orgánica conteniendo el isótopo común de carbón, 12C, por lo que la proporción 14C/12C pudo incrementar después del Diluvio debido a que el 14C se produce del nitrógeno, no del carbón. Este hecho significa que madera post-Diluviana puede parecer más antigua que lo que en realidad es, interrumpiendo ritmo linear en este período. (ver El Libro de las Respuestas, capítulo 4).

El mayor problema con este proceso es que el patrón de anillos no es único. Hay muchos puntos en una secuencia donde la secuencia de un pedazo de madera dada coincide bien (hay que hacer notar que aún dos árboles creciendo juntos no tendrán patrones de anillos idénticos). Yamaguchi1 reconoció que los patrones de anillos no son idénticos. Donde coinciden más (usando pruebas estadísticas) por lo general se rechaza prefiriendo otra que no coincida tanto porque el que mejor coincide se considera como ‘incorrecto’ (particularmente si se aleja mucho de la datación por carbono-14). Entonces lo que están haciendo es invalidar la ‘edad’ por carbón, que se supone es lo más aceptable. Por lo tanto, la calibración viene a ser un círculo vicioso, al igual que la extensión de la cronología por anillos que depende de suposiciones del sistema de datación del carbono.2

Cronología por anillos de los árboles no es absoluta, aún con la publicidad que se le ha dado. Para ilustrar esto, consideremos la publicación y su posterior retracción de dos cronologías europeas de anillos de árboles. De acuerdo con David Rohl,3 la cronología del Sweet Track, lugar ubicado al suroeste de Inglaterra, fue medido por segunda vez cuando los datos obtenidos no coincidieron con la dendrocronología de Irlanda del Norte (Belfast). También, la construcción de una detallada secuencia en el sur de Alemania, fue abandonada por deferencia a la cronología de Belfast. No obstante los autores del estudio alemán estaban confiados en su exactitud, hasta que la de Belfast fue publicada. Por tanto, podemos decir claramente que la dendrología no es un método confiable para la datación, aún con las declaraciones extravagantes de sus defensores.

Conclusión

La cronología por medio de anillos de los árboles no es un método de confirmación/calibración, como se ha proclamado ser, para dataciones más antiguas por carbón que las fechas históricamente válidas, aceptadas.

Referencias

  1. Yamaguchi, D.K., Interpretation of cross-correlation between tree rings series (Interpretación entre las series de anillos de árboles). Revista ‘Tree Ring Bulletin46:47–54, 1986.(Regresar al texto).
  2. Negros, B., Living with radiocarbon dates: a response to Mike Baillie (Viviendo con las fechas de radiocarbono, una respuesta a Mike Baillie). Revista científica ‘Ancient Chonology Forum5:59–67, 1992. (Regresar al texto).
  3. Rohl, David, A Test of Time (Una prueba del tiempo), Libros Arrow, Londres, Apéndice C, 1996. (Regresar al texto).

They say the Bible has been proven wrong by science. Whoever said that hasn’t been to creation.com. Please give so we can give … information that leads people to Christ our Savior. Support this site

Copied to clipboard
4595
Product added to cart.
Click store to checkout.
In your shopping cart

Remove All Products in Cart
Go to store and Checkout
Go to store
Total price does not include shipping costs. Prices subject to change in accordance with your country’s store.