Share
A- A A+
Creation magazine print - 1 yr new subn


US $25.00
View Item
The Creation Answers Book
by Various

US $14.00
View Item

Ántrax y antibióticos: ¿Es relevante la evolución?

por Dr Jonathan Sarfati

Tras el ataque terrorista del 11 de Septiembre, mucha gente teme una nueva amenaza: la guerra biológica en la forma de ántrax. Quizás comprensiblemente, muchos americanos están tomando antibióticos como Cipro (ciprofloxacin) como medida preventiva. Los datos de la compañía de observación farmacéutica NDCHealth de Atlanta, Georgia, muestran que únicamente en la tercera semana de octubre se han dado casi 63.000 recetas médicas de Cipro, más que en todo el año precedente. En consecuencia, esto ha causado cierta preocupación en la profesión médica por el hecho de que el excesivo uso de antibióticos pudiera dar como resultado que muchos tipos de bacteria crearan resistencia a los antibióticos. No es sorprendente, dado que los medios de comunicación seculares dominados por el humanismo usan frases como ‘Las bacterias desarrollan la resistencia a las drogas rápidamente’. Afortunadamente, en la presente serie de artículos, no he visto la explosión de cólera de cierto propagandista de la evolución que afirmaba que la gente moriría a causa de los creacionistas, porque supuestamente la gente no conseguiría comprender este hecho esencial del desarrollo de la resistencia a las drogas.

Hemos tratado la resistencia a los antibióticos en muchos artículos de este sitio web. De forma que bastará con resumir las cuestiones principales para capacitar al lector para evaluar críticamente todo artículo sobre este temor moderno. En primer lugar algunos principios:

  • Cuidado con los equívocos, es decir cuando se usa el mismo término de distintas formas en el mismo artículo. Es muy común que los propagandistas de la evolución definan la evolución como (1) simplemente ‘cambio en una población a lo largo del tiempo’, así como (2) la idea de que toda vida surgió a partir de una única célula, la cual a su vez surgió de una sopa química. Después muestran ejemplos de ‘evolución’ (1) y los usan para probar la evolución (2), ¡para afirmar después que la creación Bíblica es falsa! Sin embargo el modelo Bíblico de creación implica que los organismos cambian a lo largo del tiempo –aunque estos cambios siempre supondrán recombinación o pérdida de la información genética que ya existía (previamente creada), jamás la adquisición de nueva información. Pero la evolución (2) necesita de la adquisición de información nueva. Aun en el caso que los procesos de pérdida (o neutralidad) de la información pudieran continuar durante miles de millones de años, nunca acrecentarían la información. Por el contrario, para justificar la evolución (2), los evolucionistas deben mostrar cambios que incrementen la información. Si esta teoría fuese cierta, habría muchos ejemplos, pero todavía no hemos observado ni uno solo. Dado que la evolución (2) es la única que está en disputa en el debate creación/evolución, aconsejamos que no se haga referencia a un simple cambio como si fuera ‘evolución’ : ni siquiera como micro-evolución’ : y que se reserve el término ‘evolución’ para (2).
  • La selección natural no es evolución. Ésta simplemente elimina ciertos organismos y la información que contienen; no genera nueva información. El creacionista Edward Blyth trató la selección natural 25 años antes que Darwin, pero reconoció que era una fuerza conservadora, no creativa.
  • Las mutaciones no son evolución. Éstas simplemente copian errores en los genes. No se conoce ninguna mutación que incremente el contenido de la información; todas las mutaciones conocidas o bien han reducido el contenido informativo o han resultado neutrales por lo que a la información respecta. Esto se aplica incluso a los ejemplos raros de mutaciones benéficas, por ejemplo escarabajos sin alas en islas donde hace viento y peces ciegos en cuevas.

Al aplicar estos principios a la resistencia a los antibióticos, hay varias formas en que los gérmenes pueden adquirir resistencia a los fármacos, ninguna de las cuales tiene nada que ver con la evolución del gusano al humano, pasando por el marrano:

  • Selección natural: los fármacos aniquilan los gérmenes no- resistentes, de forma que los gérmenes más resistentes sobreviven y se multiplican. Esto conduce a una población totalmente resistente a los antibióticos. Esto no es evolución porque la resistencia ya existía previamente en la población. A pesar de esto, la serie propagandística de la cadena televisiva PBS usó la selección de la resistencia a los antibióticos pre-existente en los gérmenes de la tuberculosis como ‘prueba’ principal. De hecho, algunas bacterias reavivadas procedentes de cadáveres congelados antes del desarrollo de los antibióticos han demostrado esta resistencia.

La selección de bacterias resistentes es un peligro real cuando un paciente no completa la dosis de antibióticos prescrita (60 días para Cipro) : es decir si deja de tomar el antibiótico cuando se calman los síntomas, lo cual tan solo significa que la mayoría de los gérmenes han sido destruidos. Es necesario rematar los remanentes con las dosis finales del antibiótico, pero si cesa el tratamiento, éstos se verán libres para multiplicarse. Esta vez el antibiótico será mucho menos efectivo, puesto que la población remanente tenderá a ser la más resistente. Este problema de la selección de variedades resistentes se aplica no tan sólo al germen perseguido, sino también a todos los otros tipos afectados por el mismo antibiótico. Esta es la principal razón por la cual la profesión médica está preocupada por las personas que tomen Cipro durante unos pocos días a causa del temor del ántrax. En realidad el excesivo uso de Cipro podría dar como resultado muchos gérmenes que fueran resistentes al antibiótico, por tanto la preocupación está bien fundada. Los antibióticos se autorizan como medida preventiva únicamente cuando hay evidencias de que el paciente estuvo en un ‘área de inhalación’ con presencia aérea de las letales esporas de ántrax, nunca contra la suave forma cutánea del ántrax.

  • En ocasiones las bacterias pueden transmitir información a otras bacterias, a través de minicromosomas circulares denominados plásmidos. A veces los plásmidos contienen información sobre la resistencia a los antibióticos. Pero también en este caso, la información existía previamente, por lo tanto esto no es evolución.
  • Las mutaciones que causen pérdida de información pueden conferir cierta resistencia.
    Tales mutaciones son frecuentemente dañinas en un ambiente ‘ordinario’ sin antibióticos. Hay amplia documentación indicando que muchos ‘súpermicrobios’ son en realidad ‘súperdebiluchos’ por este motivo – véase súpermicrobios en absoluto superiores. Asimismo, algunas mutaciones que implican pérdida de la información evidentemente provocan la resistencia del VIH a los antivirales, porque cuando cesa la medicación los tipos más ‘salvajes’ rebasan a los tipos resistentes. A pesar de todo, las series de la cadena PBS promovieron esto como ‘prueba’ de la evolución.

    Entonces, ¿cómo puede una pérdida de información proporcionar resistencia? He aquí algunos mecanismos observados:

    • Una bomba en la pared celular absorbe el antibiótico. Una mutación que inutilice esta bomba impedirá que la bacteria absorba a su propio verdugo. Pero en un medio hostil, una bacteria con una bomba atrofiada estará menos preparada que otras bacterias porque la bomba también capta substancias nutritivas, etc., para la célula.
    • Un gen regulador controla la producción de una enzima que destruye al antibiótico, por ejemplo la penicilinasa, el cual destruye la penicilina. Una mutación que atrofie este gen destruye la regulación de la producción, por tanto se produce mucha más enzima. Tal bacteria puede hacer frente a más antibiótico que otras, pero en un medio hostil, estaría menos preparada de lo normal porque está malgastando preciosos recursos produciendo más enzima de la necesaria.
    • Una enzima está altamente especializada en la descomposición de un tipo concreto de componente químico, y raramente afecta a los otros. Una mutación puede reducir su especificidad, es decir ya no ejerce su función principal tan bien, y llega a afectar a otros componentes químicos hasta cierto punto. En condiciones normales, un sistema biológico con tal mutación no funcionaría tan bien, y una especificidad reducida es por definición información mermada. Pero ocasionalmente los otros componentes químicos afectados resultan ser antibióticos, de forma que este tipo de mutaciones proporcionan resistencia. Otra forma por medio de la cual una pérdida de especificidad puede proporcionar resistencia es el estreptomicina antibiótico. Funciona adheriéndose a un lugar precio de la superficie del ribosoma bacteriano, donde tiene lugar la decodificación de la información del ADN. Cuando se adhiere la estreptomicina, entorpece este proceso, impidiéndole la producción de las proteínas adecuadas, de tal forma que la bacteria muere. La resistencia a los fármacos puede ser provocada por una mutación en la que se pierda información degradándose la superficie del ribosoma de la bacteria, lo cual reduce su capacidad de sujeción del fármaco, impidiéndole desarticular el mecanismo de fabricación de proteínas.

Estos principios son suficientes para demostrar que estas afirmaciones en boga acerca de que las bacterias ‘desarrollan’ resistencias no son ninguna amenaza al creacionismo Bíblico. A pesar de todo esto, muchos evolucionistas alardean de la resistencia a los antibióticos como si fuera una sorprendente ‘predicción’ de la evolución. Incluso dejando a un lado los aspectos anteriormente mencionados, esto es revisionismo histórico. Históricamente, la resistencia antibiótica al principio cogió a la profesión médica por sorpresa –hasta 1969, los expertos afirmaban que ‘las enfermedades infecciosas eran parte del pasado’. Es decir que la resistencia antibiótica difícilmente fue una ‘predicción’ de la evolución, sino que es en realidad fue un fenómeno explicado ‘ante la evidencia de la realidad’ por medio del lenguaje evolucionista. Pero tal como hemos mostrado, el modelo Bíblico Creación/Caída ofrece una mejor explicación.


Refuting Evolution has sold over 500,000 copies! Impressive? But Richard Dawkins’ God Delusion has sold 8.5 million copies. Please support CMI so we can get more of this information out. Support this site

Copied to clipboard
5869
Product added to cart.
Click store to checkout.
In your shopping cart

Remove All Products in Cart
Go to store and Checkout
Go to store
Total price does not include shipping costs. Prices subject to change in accordance with your country’s store.