Share
A- A A+
Creation magazine print - 1 yr new subn


US $25.00
View Item
The Creation Answers Book
by Various

US $14.00
View Item

La Autoridad de la Escritura

© por Jonathan Sarfati, CMI–Australia

Publicado por primera vez en:
Apologia 3(2):12–16, 1994

Resumen: La Escritura tenía suprema autoridad con respecto a cada tema para los santos del Antiguo Testamento, para Jesucristo y para Sus Apóstoles. En particular, para Jesucristo lo que La Escritura decía, era lo que Dios decía. Cristo también confirmó muchos de los pasajes atacados por los liberales. Es imposible que un Cristiano coherente sostenga el argumento de que Cristo se equivocara o simplemente se adaptara a Sus oyentes.

I) Antiguo Testamento:

1) Moisés.

Moisés frecuentemente testificó que sus escritos eran de Dios:
Éxodo 24:4: «Entonces Moisés escribió todas las palabras de Jehová…»
Véase también v. 7, Éxodo. 34:7, Números 33:1–2, Deuteronomio 31:9,

Deuteronomio 31:11: «cuando vaya todo Israel a presentarse delante de Jehová, tu Dios, en el lugar que Él escoja, leerás esta Ley ante todo Israel, a oídos de todos ellos»

2) Josué:

Josué 1:8: «Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que está escrito en él, porque entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien»

NOTE: El libro de la Ley es la Torah, también llamado Pentateuco, o los cinco primeros libros de La Biblia.

3) David (alrededor de 1000 a.C.)

El rey más grande de Israel también tenía un alto concepto de la Ley.
En su periodo histórico, no se habían escrito muchos de los libros de la Escritura, pero el Pentateuco era la Ley Divina.

Salmo 1:2: «sino que en la ley de Jehová está su delicia y en su Ley medita de día y de noche.»

II) Nuevo Testamento

1) Jesucristo:

Mateo 19:3–6:

3 Entonces se le acercaron los fariseos, tentándolo y diciéndole: -¿Está permitido al hombre repudiar a su mujer por cualquier causa?
4 Él, respondiendo, les dijo: -¿No habéis leído que el que los hizo al principio, «hombre y mujer los hizo»,
5 y dijo: «Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne»?
6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó no lo separe el hombre.

Note:

  1. Cristo aceptó el relato de la creación del Génesis literalmente.
  2. Él citó tanto Génesis 1:27 como 2:24, mostrando que Él no consideraba Génesis 1 y 2 como relatos de la creación separados y contradictorios, sino como complementarios.
  3. El versículo 5, que en Génesis es un comentario editorial, se iguala a la palabra del Creador. Éste no es el único lugar donde el Nuevo Testamento cita un pasaje del Antiguo Testamento como « Dios dijo «; comparar los siguientes pares: Salmo 2:1 y Hechos 4:24–25, Salmo 2:7 y Hebreos 1:5, Salmo 16:10 y Hechos 13:35, Salmo 95:7 y Hebreos 3:7, Salmo 97:7 y Hebreos 1:6, Salmo 104:4 y Hebreos 1:6, Isaías 55:3 y Hechos 13:34. Lo contrario es cierto en los siguientes pares: Génesis 12:3 y Gálatas 3:8, Éxodo 9:6 y Romanos 9:17 ; donde una declaración directa de Dios en el Antiguo Testamento se cita como « La Escritura dice »

Lucas 17:26-32:

26 Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del hombre.
27 Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca y vino el diluvio y los destruyó a todos.
28 Asimismo, como sucedió en los días de Lot, cuando comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;
29 pero el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre y los destruyó a todos.
30 Así será el día en que el Hijo del hombre se manifieste.
31 En aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que esté en el campo, asimismo no vuelva atrás.
32 Acordaos de la mujer de Lot.

Note: Cristo tomó los relatos del diluvio de Noé, la destrucción de Sodoma y Gomorra y la desgracia que aconteció a la mujer de Lot literalmente. Aquellos que niegan su veracidad consecuentemente desafían a Cristo. Mateo 12:40 junto con los siguientes versículos muestran que Cristo tomó el relato de Jonás y la ballena literalmente, incluso lo usó como ejemplo de Su resurrección.

Lucas 16:31: Pero Abraham le dijo: «Si no oyen a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levante de los muertos».

Note: Cristo claramente muestra cuán importante es el Antiguo Testamento. Muchos teólogos liberales evolucionistas que rechazan a Moisés también rehúsan creer que Cristo se levantó de los muertos.

Juan 5:46–47:

46 porque si creyerais a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.
47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?

Note: Podemos aprender una lección parecida — los liberales que dudan de Moisés a menudo dudan de lo que Jesús dijo (a excepción evidentemente de un uso selectivo de Sus palabras si éstas pueden de algún modo ser desviadas para respaldar una causa con la que ellos simpaticen).

Por otro lado, esto demuestra que la «Hipótesis Documentaria« del Pentateuco es contraria a Cristo, el cual enseñó claramente que Moisés compuso el Pentateuco.

Mateo 22:23–34:

23 Aquel día se acercaron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron,
24diciendo: -Maestro, Moisés dijo: «Si alguien muere sin hijos, su hermano se casará con su mujer y levantará descendencia a su hermano».
25 Hubo, pues, entre nosotros siete hermanos: el primero se casó y, como murió sin dejar descendencia, dejó su mujer a su hermano.
26 De la misma manera también el segundo, y el tercero, hasta el séptimo.
27 Después de todos murió también la mujer.
28 En la resurrección, pues, ¿de cuál de los siete será ella mujer, ya que todos la tuvieron?
29 Entonces respondiendo Jesús, les dijo: -Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios,
30 pues en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.
31 Pero respecto a la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando afirmó:
32 «Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob»? Dios no es Dios de muertos, sino de vivos. 33 Al oír esto, la gente se admiraba de su doctrina.

Note:

  1. Los Saduceos tan sólo aceptaban el Pentateuco como Escritura, mientras que los fariseos aceptaban los mismos libros que hay en el Antiguo Testamento protestante (tal y como se confirma en el prólogo de Eclesiástico (alrededor de 130 a.C.), Josefo (alrededor de 90 d.C.), Melitón (alrededor de 170 d.C.).

    Jesús acusó a los Saduceos de no conocer las Escrituras, porque no aceptaban los Profetas ni los Escritos.

  2. Incluso las Escrituras aceptadas por los Saduceos enseñaban la resurrección: Cristo demostró esto con un argumento basado en el presente continuo del verbo implícito « ser » — los patriarcas vivían en cierto sentido en los días de Moisés, siglos después de que murieran físicamente.

    Este pasaje muestra que El Señor creía en la inspiración verbal y plenaria de la Escritura.

Mateo 5:18: «porque de cierto os digo que antes que pasen el cielo y la tierra, ni una «letra» ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido «

Note: la letra de la cual se habla aquí es la «iota«, la cual es la letra Hebrea más pequeña, y la «tilde « era una pequeña parte de algunas letras. Por lo tanto Cristo respalda la inspiración incluso de las letras individuales.

Mateo 23:35: «Así recaerá sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel, el justo, hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el Templo y el altar»

Note: La Biblia de los Fariseos es la misma que el Antiguo Testamento Protestante, pero el orden es distinto. El primer libro era Génesis, pero el último era 2 de Crónicas.

Aquella generación iba a ser considerada responsable por todos los asesinatos del pueblo de Dios en el Antiguo Testamento, desde Abel (Génesis 4:8) hasta (2 Crónicas 24:20–21). Hubo otros martirios narrados en los libros apócrifos, pero Jesús no consideró estos escritos como Escritura, y jamás los citó. Jesús estuvo de acuerdo con el canon Farisaico (Juan 5:39), pero no con el Saduceo.

Los libros apócrifos no fueron reconocidos como canónicos por los eruditos Judíos en Jamnia (90 d.C.), y el Talmud afirmaba que el Espíritu Santo abandonó a Israel después de Malaquías.

Muchos de los Padres de la Iglesia estuvieron de acuerdo, por ejemplo Orígenes, Cirilio de Jerusalén, y Jerónimo.

Atanasio, en su 39 ª Carta Festal de 367 d.C., incluyó el mismo canon que los protestantes modernos (a excepción del libro de Ester).
También afirmó que los libros apócrifos Sabiduría de Salomón, Sabiduría de Sirac, añadidos de Ester, Judit y Tobías merecían ser leídos pero no eran canónicos.
No hizo mención de los libros de los Macabeos.1
Los libros apócrifos abundan en errores históricos y geográficos,2 por ejemplo 2 Macabeos 15: 1 y siguientes es inconsecuente con 1 Macabeos. 2: 41; Judit 1: 1 presenta a Nabucodonosor reinando en Nínive en lugar de Babilonia.

La moral y doctrina de los libros apócrifos no alcanzan los criterios Bíblicos: Eclesiástico y Sabiduría enseñan una moral basada en la experiencia; Dios ayuda a Judit a mentir (Judit 9:10, 13); la salvación por las obras (Tobías 12:9, 14:10–11); oraciones por los muertos (2 Macabeos 12:45–46), pre-existencia de las almas (Sabiduría 8:19–20) y la creación a partir de la materia pre-existente (Sabiduría 11:17).

Incluso los libros mismos niegan poseer inspiración divina: 1 Macabeos 9:27 reconoce que la profecía ha desaparecido de Israel, al tiempo que 2 Macabeos 15:37–39 reconoce que es una creación humana con posibles defectos.

Nota sobre el canon: Cada libro era canónico tan pronto como era completado, porque su autor último era Dios mismo.

El erudito del FF Bruce escribe:
«Los libros del Nuevo Testamento no llegaron a ser autoritativos para la Iglesia a causa de que fueran formalmente incluidos en una lista canónica; al contrario, la Iglesia los incluyó en su canon porque ella ya los consideraba como divinamente inspirados, reconociendo su valor innato y en general autoridad apostólica, directa o indirecta… Los Concilios [de la Iglesia] no impusieron algo nuevo sobre las comunidades Cristianas tan solo codificaron lo que ya era práctica general de aquellas comunidades.»3

Juan 10:35 «… y la Escritura no puede ser quebrantada » — se explica por sí mismo.

Juan 14:26: «Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho».

Note: Cristo promete aquí a su discípulos que serían enseñados por el Espíritu Santo.

Estas enseñanzas llegaron finalmente a ser establecidas por escrito en el Nuevo Testamento.

2 ) El Apóstol Pablo:

2 Timoteo 3:15–17:

15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.
16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,
17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra

Note:

  • la palabra griega para « Escrituras « en el versículo 15 es grammata (grammata), y debe referirse únicamente al Antiguo Testamento, puesto que éstas eran las únicas Escrituras que Timoteo habría conocido desde su niñez.
  • en el versículo 16, la palabra traducida « Escritura « es grafh (graphè), la cual debería abarcar el Antiguo Testamento más todo el Nuevo Testamento escrito hasta aquel entonces (63 d.C.), es decir todo el Nuevo Testamento a excepción de 2 Pedro, Hebreos, Judas, y los escritos de Juan.

    Dado que los escritos de Pablo estaban inspirados por Dios, esta afirmación se aplicaría también a los últimos libros.

  • « Dios-soplado» sería una traducción correcta del término griego qeopneustoV (theopneustos)
    Si la Escritura es « Diossoplada « y Dios no puede errar, se deduce lógicamente que la Escritura no puede errar
  • Las Escrituras son capaces de hacer al hombre « sabio para salvación « y « completamente equipado para toda buena obra «.
    Esto implica que la Escritura contiene toda la doctrina y ley moral que necesitamos.
  • Pero dado que el versículo 16 deja claro que toda Escritura es inspirada por Dios, no solamente una parte, la inerrancia se aplica a cualquier cosa que La Biblia afirme, y no está restringida a aquellos versículos que se consideren relacionados con la fe y la conducta.

    Al fin y al cabo, la doctrina está indisolublemente vinculada a la historia y a la ciencia, de forma que aquello que la Escritura afirma sobre temas científicos o históricos es también verdadero. Por ejemplo, la doctrina clave de la Resurrección está enlazada con el hecho histórico de que el cuerpo de Jesús habría abandonado la tumba en el tercer día. También afecta a la ciencia, porque los científicos naturalistas afirman que es imposible que un hombre muerto resucite. Y el significado de la muerte y resurrección de Jesús está vinculado a la exactitud histórica de suceso narrado en Génesis (1 Corintios 15:21–22).

    Y si nos inclinamos ante la « ciencia « uniformista en el área de los orígenes, ¿ qué deberíamos hacer cuando las enseñanzas escriturales sobre la moral contradicen a la « ciencia « ?, por ejemplo la prohibición Bíblica del adulterio o los actos homosexuales versus la afirmación « científica « de que tales conductas estan « en nuestros genes «.

    Jesús le preguntó a Nicodemo «Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿ cómo creeréis si os digo las celestiales? « (Juan 3:12).

  • 1 Timoteo 5:18 cita tanto Deuteronomio 25:4 como Lucas 10:7 igualmente graphè; es decir ambos Antiguo y Nuevo Testamentos.
    Esto muestra nuevamente que el Nuevo Testamento ya era considerado como Escritura incluso en los tiempos apostólicos.

1 Timoteo 2:12–14:

12 No permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio,
13pues Adán fue formado primero, después Eva
14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

Note: Pablo aceptó el relato del Génesis como narración histórica, y lo utilizó para enseñar acerca del papel de los hombres y las mujeres en la Iglesia.

Hechos 17:1–3:

1 Pasando por Anfípolis y Apolonia llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos.
2 Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres sábados discutió con ellos,
3 declarando y exponiendo por medio de las Escrituras que era necesario que el Cristo padeciera y resucitara de los muertos. Y decía: «Jesús, a quien yo os anuncio, es el Cristo».

Note: Esto demuestra lo importantes que eran las Escrituras para el evangelismo de Pablo a los Judíos, quienes previamente las aceptaban como autoritativas.

Hechos 17:10–11:

10 Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. En cuanto llegaron, entraron en la sinagoga de los judíos.
11 Estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Esto muestra que incluso las enseñanzas de Pablo estaban sujetas a la prueba de las Escrituras por personas que son elogiadas por ello.
De la misma forma los Cristianos hoy deberíamos seguir aquel ejemplo de Berea y examinar las enseñanzas de cualquier iglesia (o científico) según la Escritura.

3 ) Pedro:

2 Pedro 1:20–21:

20 Pero ante todo entended que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,
21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

Note: El principal de los Apóstoles, Pedro, creía que Dios movió ( literalmente « transportó « ) a los escritores de la Escritura de forma que éstos registraron exactamente lo que Él deseaba. Sin embargo, Dios no dictó normalmente las palabras, sino que supervisó a los autores de forma que, usando sus própias personalidades individuales, éstos registraron Su revelación sin errores.

2 Pedro 3:15–16:

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito
16 en casi todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen (como también las otras Escrituras) para su propia perdición.

Note: Pedro confirmar que los escritos de Pablo también eran Escritura.

4 ) Judas

Judas 3: Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros para exhortaros a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

N. B. Si la fe ha sido una vez dada, entonces no hay necesidad de revelación adicional de doctrina después de que el canon de la Escritura fuese cerrado).

5 ) Juan:

Juan 14:26: «Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho».

La promesa de Cristo en Juan 14:26 era para sus discípulos presentes en persona.

Juan fue el último superviviente, por lo tanto sus libros son los últimos del canon del Nuevo Testamento.

Es posible que Apocalipsis 22:18–19 sea un indicio de que este libro cierra el canon.

6 ) Los padres de la Iglesia:

La totalidad del Nuevo Testamento a excepción de 11 versículos puede ser reconstruida a partir de los escritos de los Padres.4 Para Ireneo (alrededor de 170 d.C.), el evangelio cuadruple era tan axiomático como los cuatro cuartos de la tierra o los cuatro vientos.

Él citó 23 de los 27 libros del Nuevo Testamento, omitiendo únicamente Filemón, Santiago, 2 Pedro y 3 Juan.

Ignacio ( 50- 115 d.C., Obispo de Antioquía, citó 15 libros del Nuevo Testamento.

Él reconocía que el Nuevo Testamento tenía mayor autoridad que él: « No pretendo ordenaros como Pedro y Pablo; ellos eran Apóstoles.»

Objeciones

  1. Juan 20:30: «Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro «.

    Este versículo se usa para sugerir que quizás la Iglesia ha conservado algunas doctrinas esenciales no enseñadas en la Escritura.

    Sin embargo, el siguiente versículo implica que lo que fue escrito era suficiente (nótese que todo el Nuevo Testamento había sido escrito en el momento en que Juan estaba escribiendo, a excepción de sus cartas y del Apocalipsis) — Juan 20:31: « Pero estas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre «

  2. 2 Tesalonicenses 2:15: «Así que, hermanos, estad firmes y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra o por carta nuestra.»

    Este versículo a veces constituye un pretexto para respaldar la existencia de una tradición esencial no recogida en la Escritura.
    Sin embargo, éste fue probablemente uno de los primeros libros del Nuevo Testamento escritos (51 d.C.), de forma que el versículo no se aplica una vez que todas las tradiciones esenciales han sido registradas en el Nuevo Testamento.

    1 Corintios 15:1 y siguientes es un bueno ejemplo de una tradición oral bien establecida que Pablo pone por escrito.

  3. 1 Timoteo 3:15 « para que, si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad. «

    Pablo estaba simplemente confirmando a la iglesia como sostén y baluarte -no como la fuente- de la verdad divina.

    No deben forzarse Sus palabras más allá de esto para afirmar que nadie puede conocer la verdad a menos que dependa de las enseñanzas de alguna iglesia organizada o grupo eclesial.

    Note:

    a) El término griego ecclesia significa congregación o asamblea, por lo tanto este versículo no puede descartar (por ejemplo) a La Iglesia del Nazareno de Carindale.

    b) Incluso una iglesia fundada por los apóstoles podría ver retirando su candelabro de su lugar (Apocalipsis 2: 5).

  4. Jesús estaba equivocado, porque en la encarnación su omnipotencia se vio enmascarada. Frecuentemente teólogos liberales o evolucionistas teístas levantan esta acusación blasfema y la siguiente rodeada de palabras piadosas respecto a la humanidad de Jesús. Pero:

    a) Esto confunde limitación y malentendido:5 Mientras la Segunda Persona de la Trinidad se encarnó en Jesús de Nazaret, Él voluntariamente limitó su omnisciencia (Filipenses 2: 5-11).

    Es decir, en Su humanidad, Él no conocía todas las cosas.
    Pero esto no implica que Él estuviera confundido respecto a nada que dijera.

    Todo el entendimiento humano es finito, pero esto no conlleva que cada comprensión humana esté necesariamente equivocada.

    Por otro lado, aquello que Jesús predicó, lo proclamó con autoridad absoluta (Mateo 24: 35, 28: 18), porque estaba hablando con la autoridad plena de Dios el Padre (Juan 5: 30, 8: 28), el cual es en todo momento omnisciente.

    De forma que si un liberal pretende mantener su acusación de que Cristo se equivocó a causa de Su humanidad, debe lógicamente acusar a Dios el Padre de error también.

    O de otro modo, si Jesús enseñó que la Biblia es inerrante y atribuyó Sus enseñanzas al Padre y tales enseñanzas son falsas, Jesús debe ser un charlatán irreparablemente confundido

    b) ¿Dónde sitúa usted la línea? Si Jesús se equivocó en Su punto de vista de la Escritura, puede que estuviera equivocado en otras áreas también.

    ¿Quién decide si Él está en lo cierto o se equivoca? ¿nosotros? En este caso Jesús pierde Su autoridad.

  5. Jesús deliberadamente se adaptó a los puntos de vista erróneos de Sus oyentes.

    Pero:

    a) Esto confunde la Adaptación a las limitaciones humanas con estar de acuerdo con el error humano:5 lo uno no implica lo otro.
    Una madre puede decirle a su hijo de cuatro años « tú creciste dentro de mi barriga«- esto no es falso, es tan sólo un lenguaje simplificado al nivel de un niño.

    A la inversa, « la cigüeña te trajo « es un error absoluto.
    Del mismo modo, Dios, el autor de la verdad, usó descripciones simplificadas (por ejemplo usando la tierra como marco de referencia, tal y como los científicos modernos hacen hoy) y antropomorfismos, pero nunca errores.

    b) Jesús frecuentemente retó a sus oyentes, por lo tanto no habría dejado de denunciar opiniones equivocadas sobre la Escritura, si tal fuera el caso.

    c) Si consintió en este error, quizá hizo de la misma forma en otra parte también.

    ¿Quién decide si Él está en lo cierto o se equivoca? ¿nosotros? En este caso, nuevamente, Jesús pierde Su autoridad.

    d) Los pasajes examinados en la sección II (1) muestran que Jesús no estaba simplemente condescendiendo ante la opinión de Sus oyentes acerca de la inerrancia de la Escritura, sino que en realidad estaba reforzándola.

  6. Jesús estaba mal informado, o bien nosotros no podemos conocer lo qué Él creía.

    Pero:

    a) En primer lugar, es absurdo que los liberales pretendan ser « Cristianos « si no pueden estar seguros de que en realidad están siguiendo a Cristo.

    b) ¿En base a qué pueden ellos invocar las enseñanzas de Cristo sobre algún tema, si normalmente prefieren las causas políticamente correctas?

    c) Aunque muchos eruditos liberales creen que hay una evidencia abrumadora de que Cristo afirmó la inerrancia Bíblica, éstos no están de acuerdo con Él.

    El erudito evangélico Harold Lindsell6 cita a los expertos liberales H. J. Cadbury, Adolph Harnack, Rudolf Bultmann y C. Grant para demostrar esto.

  7. Esto es un razonamiento circular.

    En respuesta:

    a) Tal y como se ha visto, incluso muchos eruditos liberales creen que hay una evidencia abrumadora de que Cristo afirmó la inerrancia Bíblica.
    Este aval independiente a las afirmaciones de Cristo prueba que los evangélicos no cometen necesariamente el error de argumentar en círculo, de usar La Biblia para probar La Biblia.

    b) No es razonamiento circular usar a Mateo para demostrar Génesis (Mateo 19:3–6, compárese Génesis 1:27, 2:4), Pablo para demostrar a Lucas (1 Timoteo 5:18, comparar Lucas 10:7) o bien Pedro para demostrar a Pablo (2 Pedro 3:15–16).

    Por último, el supuesto razonamiento circular por lo menos muestra la consistencia interna de las afirmaciones que La Biblia hace acerca de sí misma.

    Si La Biblia hubiera negado su inspiración divina, sería en realidad ilógico defenderla.

    Este es un argumento contra la canonicidad de los libros apócrifostal y como se demostró anteriormente, 1 Macabeos 9: 27 y 2 Macabeos 15: 37-39 niegan ser inspiración divina.

    c) Creation Ministries International acepta la autoridad de la Escritura como un axioma o presuposición: es decir, como una punto de partida o suposición que no requiere prueba, y es el fundamento para todo razonamiento.

    Todos los sistemas filosóficos parten de axiomas.

    Por lo tanto no se trata de un sistema religioso que arranca de suposiciones previas versus un sistema « científico « sin presuposiciones, sino de qué axiomas son coherentes y aportan un marco de referencia consistente en el cual encaja la evidencia.

    Lecturas recomendadas en inglés:

    • H.M. Morris with H.M. Morris III, Many Infallible Proofs, [Muchas pruebas infalibles], Master Books, Green Forest, AR 72638, USA, 1996.
    • G.L. Archer, Encyclopedia of Bible Difficulties, [Enciclopedia de Dificultad Bíblicas], Zondervan, Grand Rapids, MI, EEUU,1982.
    • G.H. Clark, God’s Hammer: The Bible and its Critics, [El Martillo de Dios: La Biblia y sus críticos], The Trinity Foundation, POB 68, Unicoi, TN 37692, EEUU: 2nd ed. 1987.
    • P. Enns, The Moody Handbook of Theology, [El Manual de Teología Moody], Moody Press, Chicago, 1989, Capítulo 18.
    • N.L. Geisler and R.M. Brooks, When Skeptics Ask, [Cuando Preguntan los Escépticos], Victor Books, Wheaton, IL, EEUU, 1990.
    • N.L. Geisler and T.R. Howe, When Critics Ask, [Cuando preguntan los críticos], Victor Books, Wheaton, IL, EEUU, 1992.
    • N.L. Geisler and Wm. E. Nix, A General Introduction to the Bible, [Una Introducción General a La Biblia] Moody, Chicago, 1986.
    • H. Lindsell, The Battle for the Bible, [La Batalla por La Biblia], Grand Rapids, MI, EEUU, 1976.
    • J. McDowell, Evidence that Demands a Verdict, [Evidencias que exigen un Veredicto], Here's Life Publishers, San Bernardino, CA 92402, EEUU, 1981.
    • John W. Wenham, Christ and the Bible, [Cristo y La Biblia], Eagle, Guildford, Surrey, UK, 3rd ed. 1993.
    • La Formación del Canon del Antiguo Testamento.
    • La Veracidad Textual del Nuevo Testamento.

    Referencias

    1. F.F. Bruce, The Canon of Scripture, [El Canon de la Escritura], IVP, Downers Gr, Ill., pp. 77–80 1988. Regresar al texto.
    2. F.F. Bruce, Evangelical Quarterly 42:55, 1970, dice: « Es posible para los eruditos … defender la historicidad de Daniel y Ester &#raquo;; pero es « muy difícil de hecho defender la inerrancia histórica de Tobías y Judit &#raquo; Regresar al texto.
    3. F.F. Bruce, The New Testament Documents: Are they reliable? [¿ Son fidedignos los documentos del Nuevo Testamento ?] (Downers Gr, Ill.: IVP 1960). Regresar al texto.
    4. Norman L. Geisler and William E. Nix, A General Introduction to the Bible, [Una Introducción General a La Biblia], Capítulo 24 Moody, Chicago, Revised and Expanded 1986. Regresar al texto.
    5. Geisler and Nix, Ref. 4, pp. 62–64 contiene una discusión útil de estos puntos. Regresar al texto.
    6. Harold Lindsell, The Battle for the Bible [La Batalla por La Biblia] (Grand Rapids, MI: Zondervan, 1976), pp. 43–45. Regresar al texto.

    Refuting Evolution has sold over 500,000 copies! Impressive? But Richard Dawkins’ God Delusion has sold 8.5 million copies. Please support CMI so we can get more of this information out. Support this site

Copied to clipboard
4700
Product added to cart.
Click store to checkout.
In your shopping cart

Remove All Products in Cart
Go to store and Checkout
Go to store
Total price does not include shipping costs. Prices subject to change in accordance with your country’s store.