Share
A- A A+
Creation magazine print - 1 yr new subn


US $25.00
View Item
The Creation Answers Book
by Various

US $14.00
View Item

La Segunda Ley de la Termodinámica: Respuestas a Críticas

por Dr Jonathan Sarfati

Este artículo tiene que ver con las tres preguntas más comunes acerca de los argumentos termodinámicos creacionistas, y refuta algunos argumentos evolucionistas más comunes:

1.- Sistemas abiertos

2.- Cristales

3.- La 2da Ley y la Caída

[Christian Answers Network (Red de RespuestasCristianas: http://www.christiananswers.net/spanish/) tiene lecturas recomendadas para aquellos que no están familiarizados con los argumentos en contra de la evolución basados en la termodinámica.]

1ª Pregunta: Sistemas Abiertos

‘Recientemente, alguien me comentaba acerca de la segunda Ley de la Termodinámica, declarando que ellos pensaban que ésta era irrelevante para la controversia creación/evolución debido a que la Tierra no es un sistema aislado ya que el sol constantemente está bombeando más energía.
‘Este parece ser un punto válido — ¿siguen los creacionistas usando este argumento? ¿Me he perdido de algo?

1ª Respuesta:

La Segunda Ley puede ser descrita de varias maneras, por ejemplo:

  • que la entropía del universo tiende hacia un máximo (en términos sencillos, la entropía es una medida del desorden):
  • la energía disponible se está acabando
  • la información tiende a ser confundida
  • el orden va hacia el desorden
  • un revoltijo al azar, nunca podrá organizarse por sí mismo

Esto también depende del tipo de sistema:

  • Un sistema aislado no intercambia ni materia ni energía con sus alrededores. La entropía total de un sistema aislado nunca decrece. El universo es un sistema aislado, aún así está en deterioro.
  • Un sistema cerrado intercambia energía, pero no materia, con sus alrededores. En este caso, La 2da ley establece que la entropía total del sistema y sus alrededores nunca decrece.
  • Un sistema abierto intercambia ambos, materia y energía, con sus alrededores. Ciertamente, muchos evolucionistas defienden que La 2da ley no se aplica en sistemas abiertos, pero esto es falso. El Dr John Ross de la Universidad de Harvard declara:
    …no existen violaciones a La segunda ley de la termodinámica. Generalmente, esta ley se establece para sistemas aislados, no obstante, esta ley bien puede aplicarse a sistemas abiertos… la noción de que la segunda ley de la termodinámica falla en estos sistemas se debe a que se le asocia con el concepto de la termodinámica conocida como lejos-del-equilibrio. Es importante asegurarse que este error no se perpetúe por sí mismo.1

Los sistemas abiertos aún tienen la tendencia al desorden. Existen casos especiales donde el orden local puede incrementarse a expensas de un mayor desorden en otro lado. Un ejemplo de esto es la cristalización, discutida posteriormente en la 2da pregunta. El otro ejemplo lo tenemos en maquinarias programadas, que dirigen la energía para mantener e incrementar su complejidad a expensas de incrementar el desorden en otros lados. Los organismos vivos tienen esa maquinaria para convertir la energía y hacer las estructuras complejas de la vida.

El argumento de sistemas abiertos no ayuda a la evolución. La energía en bruto no puede generar información compleja específica en organismos vivos. La energía sin dirección simplemente acelera la destrucción. El ponernos al sol no nos hará más complejos, ya que al cuerpo humano le faltan los mecanismos para utilizar adecuadamente el exceso de energía solar directa. Si se expone usted por mucho tiempo a las radiaciones solares se arriesgará a desarrollar cáncer en la piel, porque la energía solar no encausada causará mutaciones. (Las mutaciones son errores de copiado en los genes que generalmente pierden información). Similarmente, un flujo de energía no controlada en una 'sopa de componentes primordiales' para la vida, romperá más rapidamente las moléculas complejas de la vida de lo que pueden ser formadas.

Sería como querer que un automóvil avance derramando gasolina sobre él y prenderle fuego. No, el automóvil avanzará a medida que la gasolina es dirigida para desarrollar una función, siendo utilizada como energía para mover los pistones que producirán un movimiento en el cigüeñal, etc. Un toro en una tienda de cerámica sería también energía destructiva. Pero si el toro se amarra a un generador, y la energía producida por éste se dirige a una máquina moldeadora de cerámica, entonces podemos decir que la energía pudo ser usada para producir productos de cerámica.

Para hacer proteínas, una célula usa la información codificada en el ADN y una máquina decodificadora muy compleja. En el laboratorio, los químicos pueden usar maquinarias muy sofisticadas para hacer que las unidades para hacer la estructura (bloques) se combinen correctamente. Una energía sin dirección resultará en la producción de combinaciones erróneas, y hasta en la destrucción de los bloques de estructuración.

Considero que los argumentos termodinámicos son excelentes cuando se usan adecuadamente, y las suposiciones de los ‘sistemas abiertos’ pueden ser anticipados. De otra forma, recomiendo el concentrarse en el contenido de información. La información contenida aún en el organismo más simple, tomaría miles de páginas para transcribirlas. Los humanos tenemos 500 veces más información. Esto significa que sería fantasía pensar que un proceso sin dirección pudiera generar esta enorme cantidad de información, tanto como pensar que un gato, por el simple hecho de caminar en el teclado de una máquina de escribir, pudiera escribir un libro.

Regresar al inicio.

2da Pregunta: ¿Qué hay de los Cristales?

Citando a un anti-creacionista, Boyce Rensberger:

Si la Segunda Ley prohibe definitivamente el incremento en orden, no habría cubos de hielo. El arreglo más ordenado en las moléculas de agua en el estado de hielo en comparación al estado líquido, se logra a expensas de la energía producida por el generador que da la electricidad para que el refrigerador funcione. Y esto lo legaliza dentro de la Segunda Ley. 2

2da Respuesta:

Rensberger ignora las respuestas creacionistas en relación a este argumento. La fuente de energía no es suficiente para producir la complejidad específica de la vida. La energía tiene que ser dirigida de alguna manera. Los cubos de hielo en este ejemplo no se formarían si la energía eléctrica se conectara ¡directamente al agua en estado líquido! En lugar de eso, lo que obtendríamos sería una pérdida de calor y que las moléculas se rompieran en sus componentes más simples, hidrógeno y oxígeno.

El ejemplo del hielo es termodinámicamente irrelevante para el origen de la vida. Cuando se produce la congelación, se desprende energía calorífica a la atmósfera. Esto causa un aumento en la entropía de sus alrededores. Si la temperatura es suficientemente baja, este incremento de entropía será mayor que la disminución de la entropía producida por la formación los cristales. Pero la formación de proteínas y ácidos nucléicos de aminoácidos y nucleótidos no sólo disminuye su entropía, sino que además, toma energía calorífica (y entropía) de sus alrededores. Por tanto, los aminoácidos y nucleótidos ordinarios no pueden formar espontaneamente proteínas y ácidos nucléicos a cualquier temperatura.

Rensberger también se equivoca en distiguir entre orden y complejidad. Los cristales tienen orden, la vida complejidad. Para ilustrar esto pensemos en una señal periódica repetitiva, por ejemplo, ABABABABABAB, que es un ejemplo de orden. Sin embargo, tiene muy poca información: solamente ‘AB impresa 6 veces’.

Un cristal es análogo a esa secuencia; es una red regular y repetitiva de átomos. Como ese tipo de secuencia, un cristal tiene poca información: la coordinación de unos cuantos átomos (vgr. Aquellos que forman la celda unitaria), y las instrucciones ‘más de lo mismo, tantas veces’. Si un cristal es roto, se formarán cristales idénticos más paqueños. Contrario a esto, el rompimiento de proteínas ADN o cualquier estructura viviente resultará en destrucción, porque la información en ellas es mayor que en cualquiera de sus partes.

Un cristal se forma porque su arreglo regular, determinado por las fuerzas direccionales en los átomos, guardan la menor energía. Esto significa, que la máxima cantidad de calor es liberada a los alrededores, incrementándose la entropía total.

Señales al azar, como vgr. REKUBXI FT SIODGKR GBSKO LPSN, no son ordenadas, pero sí complejas. Por lo que un mensaje al azar no contiene información utilizable. Una señal arrítmica (no repetitiva) no dada al azar, con complejidad especificada, vgr. ‘Yo te amo’, puede llevar información útil. No obstante, será inservible a menos que el receptor del mensaje entienda el idioma español convencional. Los pensamientos amorosos no tienen relación a la secuencia del mensaje, separado del conocimiento del lenguaje convencional. El lenguaje convencional es impuesto en la secuencia de las letras.

Las proteínas y el ADN son también secuencias arrítmicas (no repetitivas) no dadas al azar. Las secuencias no se deben a las propiedades por sí mismas de los aminoácidos y nucleótidos que los constituyen. Ésta es una enorme diferencia de las estructuras de los cristales, que son causadas por las propiedades de sus constituyentes. La secuencia del ADN y de las proteínas deben ser impuestas externamente por algún proceso inteligente. Las proteínas estan codificadas en el ADN, y el código del ADN viene de codigos preexistentes, no por procesos al azar.

Muchos experimentos científicos muestran que cuando las unidades de la estructura (bloques) son simplemente mezclados y combinados químicamente, se produce una secuencia al azar. Para hacer una proteína, los científicos deben añadir unidad por unidad, y cada unidad requiere un número de pasos químicos para asegurar que no ocurra ningún tipo de reacción equivocada. Lo mismo sucede en la preparación de cadenas de ADN con una secuencia correcta.

El experto evolucionista sobre el origen de la vida Leslie Orgel confirma que existen tres diferentes conceptos, orden, azar, y complejidad específica:

Los organismos vivos se distinguen por su complejidad específica. Los critales como los de granito no pueden considerarse como vivos, pues les falta complejidad; mezclas al azar de polímeros tampoco pueden considerarse vivos porque les falta especificidad. [L. Orgel, The Origins of Life, John Wiley, NY, 1973, p.189]

Aún la forma viviente auto-reproductiva más simple (Mycoplasma) tiene 482 genes y necesita ser parásito de organismos más complejos para obtener los bloques unitarios que no puede producir por sí misma. El organismo viviente más simple que en teoría pudiera vivir necesitaría un mínimo de 387 genes, y aún es dudoso que pudiera sobrevivir.3

Regresar al inicio.

3ª Pregunta: ¿Comenzó la 2da Ley de la Termodinámica a Partir de la Caída del Hombre?

3ª Respuesta:

No, yo no digo que la entropía/Segunda ley de la termodinámica empezó con la Caída. La segunda ley es responsable por un número de buenas cosas que involucran un incremento en entropía, como el proceso de ‘decaimiento’ en el sentido termodinámico, pero quizás no en lo que la mayoría de la gente pudiera imaginar que hay dacaimiento:

  • el calentamiento solar de la Tierra (la transferencia de calor de un objeto caliente a uno frío es el clásico ejemplo de la Segunda Ley en acción),
  • caminar (requiere el fenómeno altamente entrópico de la fricción, de otra manera, Adán y Eva podrían haber resbalado ¡mientras caminaban con Dios en el Edén!)
  • respiración (basada en el movimiento del aire de una presión alta a una baja, produciendo un mayor desorden equilibrado de concentración de moléculas),
  • digestión (rompimiento de grandes complejos de moléculas de alimentos en sus bloques esenciales),
  • horneado de un pastel (el mezclado de ingredientes produce mucho desorden), etc.

Lo que es contrario a la Escritura es la presencia de la muerte en seres vivientes (nefesh jayyāh) y sufrimiento [dolores de parto (Romanos 8:22)], antes del pecado. Suena más aceptable que Dios quitó parte de su poder sustentador en la Caída. Él sigue sustentando el universo (Col. 1:17) de otra manera ya hubiera dejado de existir. Pero la mayor parte de las veces, Él no lo sustenta en la misma forma que previno el desgaste del calzado y vestido de los israelitas en su andar en el desierto por 40 años (Dt. 29:5). Pero este especial ejemplo pudo haber sido la regla, no la excepción, antes de la Caída.

Regresar al inicio.

Referencias y notas

  1. John Ross, Chemical and Engineering News, 7 July 1980, p. 40 (Noticias Sobre Química e Ingeniería, 7 de julio), citado por Duane Gish, Creation Scientist Answer their Critics (Los científicos creacionistas responden a las críticas), Institute for Creation Research (Instituto de Investigaciones sobre la Ceación), 1993. Regresar al texto.
  2. Boyce Rensberger, ‘How Science Responds When Creationists Criticize Evolution’, (Como responde la ciencia cuando los Creacionistas critican la Evolución), Washington Post, 8 de enero, 1997. Regresar al texto.
  3. 3. Para una buena discusión sobre termodinámica; sistemas abiertos, cerrados y aislados; orden vs. complejidad; y otras dificultades en las ideas evolucionistas sobre el origen de la vida, ver Charles B. Thaxton, Walter L. Bradley y Roger L. Olsen, The Mystery of Life’s Origin (El misterio del origen de la vida), 1984, Foundation for Thought and Ethics, (Fundamento para el pensamiento y la ética), Lewis & Stanley, Dallas, TX. Regresar al texto.

You are probably accessing this site because you had questions—just like everyone else. That’s why CMI exists. You can help keep the free answers on this site coming. Support this site

Copied to clipboard
4568
Product added to cart.
Click store to checkout.
In your shopping cart

Remove All Products in Cart
Go to store and Checkout
Go to store
Total price does not include shipping costs. Prices subject to change in accordance with your country’s store.