Also Available in:

Papá, ¡no me tragues!

por David Cook

Photo by David Cook Cardinal fish with eggs

Los peces cardenales son pequeños peces de arrecife que habitan en zonas tropicales y mares templados. (Estas fotos pertenecen al Apogon victoriae, frente a la costa de Australia Occidental.)

Ellos se alimentan principalmente de otros peces pequeños y crustáceos, y son principalmente nocturnos, pasando la mayor parte de su tiempo durante el día escondidos en las zonas más oscuras del arrecife.

Mucha gente se refiere a algunas especies de estos peces como “Gobbleguts ‘, ya que tienen la boca muy grande. Sin embargo, esta boca grande ¡no sólo se utiliza para comer! Los peces machos usan su boca para proteger e incubar los huevos fertilizados. Èl mantiene los huevos en la boca durante 10 días o más hasta su eclosión. Con intervalos de aproximadamente un minuto el pez abre la boca para permitir que el agua fresca oxigene los huevos. Cuando los bebés nacen le permitirá a la nueva generación de pequeños entrar y salir nadando de la boca hasta que están listos para enfrentar el mar por su propia cuenta. Mientras que mantiene los huevos y después la cría en su boca, el macho no come.

En un modelo evolutivo especulativo de “la ley del más fuerte” desafía la imaginación hasta su límite máximo la idea de cómo este comportamiento se podría desarrollar lentamente, es decir, la protección de los huevos y su posterior cría y no comérselo.

Al parecer, este es sólo otro ejemplo de la sorprendente creatividad de un Dios infinito.