Also Available in:

Simios imitando a humanos

¿Pueden realmente los chimpancés aprender un lenguaje humano básico? Un investigador evolucionista desacredita algunas de las afirmaciones más disparatadas.

por
traducido por Ramón Gómez

Photo by Chad Littlejohn, sxc.hu5196chimpfull

A medida que el debate sobre los orígenes se "calienta", aumenta incesantemente el aluvión de afirmaciones que nos "recuerda" cuán "cerca" estamos de nuestros supuestos primos los chimpancés. Aunque claro, todo depende de quién cuente la historia.

Por ejemplo, un informe de USA Today1 anunciaba en la cabeza del artículo: "Los humanos y los chimpancés comparten una herencia genética casi idéntica". Teniendo en cuenta que en el mismo informe se señalaba que había 40 millones de diferencias en el código genético, llama la atención la difusa línea divisoria que separa los hechos de la propaganda.

Con el objetivo de "educar" al público a pensar en términos evolutivos también se usan las supuestas "hazañas lingüísticas" de chimpancés como Washoe y Kanzi, a los que se les ha enseñado a usar símbolos, mediante señas y teclados, de manera similar a la forma en que los niños pequeños usan las palabras.

Sin embargo, Gary Marcus, un científico cognitivo de la Universidad de Nueva York y evolucionista, cree que esto no es realmente un lenguaje. La terca realidad cae como un jarro de agua fría sobre lo que él llama "un juego tonto consistente en ver cuánto puede actuar un chimpancé como un humano".2 

Marcus señala que los chimpancés aprenden las palabras una a una, mientras que los niños pequeños las aprenden en bloques. Además, los chimpancés carecen de lo que el artículo llama la "bala de plata lingüística" -la capacidad de "combinar segmentos de lenguaje en unidades más grandes". A esto se le llama "recursión", y es sólo una de las muchas habilidades que él cree que resultarán probablemente ser cruciales para el lenguaje real. La recursión abre en gran medida el abanico de posibilidades y permite al orador "apreciar las opiniones de los demás".

Como Marcus indica, hasta el chimpancé más sofisticado se encontraría completamente confundido ante una frase como "Ella sabe que yo sé dónde está escondido el cacahuete".2

Desgraciadamente, la humanidad caída se ha rebelado contra su Creador, como se describe en Romanos 1:1-32, y eso significa que siempre habrá un profundo interés en negar el hecho obvio de que los seres humanos son enormemente diferentes de los simios consistente con el hecho de que hemos sido creados a la imagen de Dios.

Conclusión: es posible que recibamos algunos correos electrónicos protestando contra las conclusiones de este artículo, pero no serán enviados por Kanzi, o Washoe, o cualquier otro simio.

References and notes

  1. Sternberg, S., Humans, chimps almost a match, usatoday.com, accessed August 2005. Regresar al texto.
  2. Pilcher, H., What the chimp means to me, Nature 437(7055):20–22, September 2005. Regresar al texto.

Helpful Resources

Exploring the World of Biology
by John Hudson Tiner
From
US $15.00
Refuting Evolution
by Jonathan Sarfati
From
US $10.00